jueves, 15 de abril de 2010

Los proyectos 2.0 son como cualquier otro


Son muchas las iniciativas que han surgido en el entorno 2.0 (redes sociales, blogs, etc.) pero como en el día a día o la realidad real, son pocos los elegidos para continuar en este mundo. Hasta aquellas que parecen ideas geniales para potenciar la participación de sectores muy activos en estos entornos, como por ejemplo el marketing, pueden acabar muriendo. El último caso que conozco www.mktfan.com, una pena por cierto.

También pasa lo mismo, incluso con más frecuencia, en los proyectos personales, principalmente ligados a blogs. Y el secreto no hay que buscarlo en lugares recónditos, está en uno mismo y en el planteamiento que hagas de esta aventura, porque esto del 2.0 no deja de ser una aventura. Empezar un proyecto 2.0 es como empezar cualquier otro proyecto, has de seguir los mismos pasos. No pienses que por que sea internet es distinto.

Lo primero y principal es que tengas ganas de contar y/o hacer cosas, lo que quieras, pero has de tener ilusión y capacidad. Céntrate en algo que sepas hacer o sobre lo que sepas hablar u opinar, o con lo que tengas contacto en tu día a día, ya sea por tu trabajo o por afición.

Lo segundo, marcarte un objetivo. Es importante que este objetivo no esté supeditado al número de followers, porque sino probablemente, salvo que seas un gurú, te desanimarás a las pocas semanas. Un objetivo puede ser la periodicidad de tus entradas: publicar una vez a la semana o cada quince días. Empieza por algo asequible y luego si ves que lo cumples puedes ponerte objetivos más altos. Lo importante es que no te dejes llevar por la ilusión del emprender, de la novedad... porque las expectativas hay que cumplirlas.

Constancia. Como en la vida real, hasta las cosas que nos gustan a veces se nos hacen pesadas. Keep moving, no te pares, continúa. Por tí, por tus followers, aunque sean pocos. Es tu proyecto personal.

Tenlo en la cabeza siempre, no en plan obsesión, pero sí como una alarma que te permita detectar en tu día a día posibles temas para comentar, sobre los que trabajar después...

Date a conocer. Como lo haces con otras tantas cosas, tienes que dar a conocer tu proyecto primero a tu entorno más cercano, pero luego en la red, participando en otros blogs, en redes sociales (facebook, twitter, etc.).

Así que si te estás planteando emprender un proyecto en la red, ten en cuenta que no deja de ser un proyecto como otro cualquiera. Primero tienes que relexionar y luego ponerte manos a la obra. A mi, personalmente, siempre me ha gustado lo de despacito y buena letra.

2 comentarios:

belen torregrosa dijo...

Siempre digo muy bueno. Pero hoy digo muy bonito.

Porque es verdad. ¡Empezar un blog es una aventura con uno mismo! Y continuarlo también. ¡Y no te digo disfrutarlo! Yo lo paso en grande, la verdad. Lo más complicado me parece darlo a conocer, pero bueno, como tú dices, despacito y buena letra que todo se andará... unkeepwalking bloguero!

Alfonso Vericat dijo...

Mil gracias Boli... Por cierto, lo tuyo es de Oscar: pedazo blog que tienes, cada día me gusta más. Y lo que dices de disfrutar, totalmente cierto. Además, se nota cuando lees un blog si el que lo escribe disfruta o no con ello.