lunes, 18 de octubre de 2010

¿Una mala gestión del cambio?


Todos somos reacios al cambio, y por eso es tan importante su gestión.

La semana pasada pudimos vivir dos ejemplos perfectos. El primero, el archiconocido caso GAP y su cambio de imagen ¿Cuál fue el problema? Los señores de Gap, cambiaron, de la noche a la mañana y sin previo aviso, el logotipo de su web. Las reacciones no se hicieron esperar: un alubión de críticas a través de las redes sociales hizo que a la semana rectificaran y dijeran que no iban a cambiar su imagen ¿Es la nueva imagen peor que la anterior? Sinceramente creo que no, pero es un cambio y a la gente no nos gusta el cambio.

El segundo ejemplo, Aston Martin. Hace un par de semanas también, la prestigiosa firma de automóviles anunció el lanzamiento de un nuevo modelo urbano y pequeño ¿Es un error? Creo que no, ya que una marca debe adaptarse a los tiempos. Pero...¿cómo están comunicando este cambio? Simplemente con una nota de prensa. Las reacciones tampoco se han hecho esperar y varias publicaciones se están echando las manos a la cabeza... ¿Cómo puede la marca de James Bond (que se dice rápido) sacar un utilitario pequeño al mercado?

El cambio es algo bueno y necesario, pero para que el cambio sea algo realmente beneficioso para una empresa es necesario gestionarlo correctamente, con una comunicación paulatina, que no de nada por sentado, y a veces con un elevado componente educativo.

No entro a valorar la idoneidad del cambio en estos dos ejemplos ya que doy por hecho que empresas de este calado lo han pensado y repensando bien... ¿o no?

3 comentarios:

María Ibáñez Gabilondo dijo...

Interesante artículo y gran verdad que somos reacios al cambio. Sin embargo, también nos gusta que nos sorprendan y muchas veces la novedad del cambio hace que aumente la popularidad de la marca.

Por otro lado, es interesante ver cómo GAP ha actuado a tiempo, reculando y devolviendo al mercado su marca original.

Por cierto, ¿Sabéis quién ha diseñado el nuevo (o debería decir ya obsoleto) logo de Gap?

Alfonso Vericat dijo...

Efectivamente María, la reacción de Gap es buena, pero a mi, sinceramente, me parece que una empresa como Gap no puede permitirse ese tipo de errores.
La imagen la diseñó la agencia Laird & Partners.
Gracias.

María Ibáñez Gabilondo dijo...

Gracias Alfonso. Estoy totalmente de acuerdo, por eso son tan importantes las pruebas y los test. Menuda les habrá caído a los responsables del cambio...
Un saludo!